Violencia, boliches, rugby y las cosas que nadie discute

First published:

Last Edited:

Number of edits:

Villa Gesell está en boca de todos por el asesinato de un joven en la puerta de un boliche. Sin embargo, hay cosas que los periodistas no discuten.

La Nación publicó 25 notas sobre el crimen en Villa Gesell el 22 de Enero, 15 el martes 21 y 13 notas el lunes 20. Página 12 no se queda atrás, con 8 notas el martes 21, 5 el lunes 20, etc. Sin embargo, ninguna de estas notas es completa, ninguna fue escrita por un periodista que se dedique a preguntar o que tenga una visión crítica de los acontecimientos sobre los que está reportando. En las notas sólo se describen hechos parciales, entrevistas con opiniones que no son verificadas de ninguna manera.

Por ejemplo, mucho se habló de lo que tardó la ambulancia en llegar al lugar. La Nación publicó esta nota en donde dicen que desde que el joven cayó inconsciente al suelo hasta la llegada de los primeros auxilios pasaron 35 minutos. También publicó esta otra nota , dos días después, donde dicen que la ambulancia tardó 7 minutos desde que recibió el llamado. ¿Qué tienen en común ambas notas? En ninguna de las dos, el periodista se dignó a verificar la información. El periodismo, incluso en medios grandes, tiene la misma calidad que la de un blog, tal como este. La diferencia es que el plantel de La Nación o Página 12 recibe un sueldo, yo lo hago en mi tiempo libre.

If someone says it's raining, and another person says it's dry, it's not your job to quote them both. Your job is to look out the fucking window and find out which is true.

En la entrevista a la chica que atendió a la víctima, se menciona que un policía ayudó con la maniobra de RCP y que había más oficiales intentando desactivar otra pelea en la misma cuadra. Según la médica de la ambulancia, el llamado al 107 sucedió por lo menos 15 minutos después de que la pelea acabara. No hay contradicción entre los testimonios, pero nadie se pregunta cómo puede ser que la policía no pidiera una ambulancia. Hay una pelea, hay heridos, hay una persona inconsciente a la que le hacen maniobras de resucitación. Y sin embargo la ambulancia reacciona frente a un llamado al 107. ¿Por qué nadie se cuestiona la responsabilidad de la policía frente a este no-accionar?

Virginia Pérez , de 17 años, es la turista que asistió a la víctima aplicándole maniobras de RCP. Si bien el acto desinteresado por ayudar a alguien hay que destacarlo, nadie se preguntó qué hacía una menor en el boliche. Quise buscar si es legal entrar a un boliche siendo menor. Lo primero que encontré, haciendo gala de federalismo, en el portal Argentina.gob.ar sólo dice que en CABA no se puede. Esto, sin dudas apunta a un problema que valdría la pena explorar. Cómo puede un comercio seguir habilitado, cómo puede seguir vendiendo alcohol. El problema es que cuestionarse estas cosas, es cuestionarse la idiosincrasia nacional. Las leyes, normas en principio creadas para establecer una convivencia saludable entre grandes grupos de personas, son opcionales. Cómo puede esto no dar lugar a discriminación, corrupción, malos entendidos . O simplemente cómo puede ser que esto no de lugar a masacres, como la infame Cromañón.

Se naturalizan tantas cosas, una detrás de otra, que ya nadie se las cuestiona. Ni siquiera gente cuya profesión es justamente cuestionarse, preguntarse, exponer hechos, exponer opiniones, argumentos. El hecho de que no se hable abiertamente de estos problemas, pero después se escandalicen con un asesinato, corrupción, femicidios abre dos caminos. El cínico, que dice que todo responde a un orden superior de intereses. Que es una manera de manipular a grandes grupos de personas según la ocasión. O el ingenuo, que cree que los formadores de opinión son tan inútiles que ni siquiera se dan cuenta del problema e inocentemente reproducen el problema de una generación a la siguiente.

Otro de los puntos comunes entre las notas es que hacen hincapié en que los asesinos jugaban al rugby. Dicen que no es la primera vez que sucede, etc. Se escandalizan con los ritos de iniciación, con el abuso de alcohol. Si bien es verdad que uno esperaría que gente con acceso a ese nivel de contención (muchas veces el deporte es el medio para que los chicos no estén en la calle, aprendan valores de convivencia social, etc.), no muestren comportamientos sociópatas, ningún periodista se preguntó si hay, de hecho, una conexión entre Rugby y peleas. ¿Cuántas peleas hubo este verano? Sólo del testimonio de Virginia Pérez se desprende que esa noche, en ese boliche, había al menos dos peleas. En la otra pelea, ¿también estaban involucrados rugbiers?

Esto no exonera a los clubes y a los adultos responsables. Son personas que tienen los medios para intentar hacer una diferencia. Es una asociación con un presupuesto astronómico. Entender las responsabilidades de cada uno es lo único que puede llevar a una solución. También es importante saber que el problema no es puntual sino general en la sociedad. Creo que esta nota , de la ministra de Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad sexual de la provincia de Buenos Aires deja muy en claro que el problema no es de rugbiers o de pequeños grupos sociales. Por el otro lado, Ángela Lerena, una periodista que tiene 200.000 seguidores en Twitter, dice que

hay que enseñar que pegarle a un caído es de cagón

Porque hay una dicotomía entre ser un hombre en serio y ser un cagón. Igual, se entiende, ella misma dice que creció en ese ambiente . Quizás su mayor acto de crecimiento podría ser llamarse a silencio.

La violencia machista no es exclusivamente hacia las mujeres, y la tolerancia de esta violencia no es exclusiva de los hombres. Sin embargo, me pregunto cuántos se dan la oportunidad de reflexionar sobre esto, en su rol de formadores de opinión, antes de abrir la boca. La [violencia](https://www.lanacion.com.ar/deportes/hinchas-river-uruguay-imputado-multa-detenido-otro-nid2323419) en el fútbol es ya tan aceptada que ni siquiera se discute si, por ejemplo, se debería prohibir ese deporte en todas sus formas. Este verano, la violencia se [manifestó](https://www.lanacion.com.ar/sociedad/feroz-ataque-familia-dentro-su-auto-popular-nid2320433?li_source=LI&li_medium=li-nacion-recommended-item-template-1) de varias maneras . Y no estoy hablando de mafias, narcos, policías corruptos. Son gente en la que, de golpe, le aflora un nivel de violencia digno de un criminal que no puede convivir libremente en la sociedad. Pero, de hecho, no sabemos si estos actos de violencia fueron los únicos, cuántos hubo, qué consecuencias enfrentaron los violentos. La mayoría de las notas fueron escritas en base a un video, o una foto, o un tweet. Nadie pregunta, nadie cuestiona.

Yo diría que la violencia es un problema. Pero parece que ningún periodista considera lo mismo, porque no hay ningún tipo de reporte con respecto a cómo cambia la violencia en el tiempo, qué se hace para mitigarla, tratarla, erradicarla. Algo se hace , pero ningún periodista verifica la efectividad de los proyectos, ni contacta expertos, ni publica números. En este siglo, con esta tecnología, una sociedad no puede ser mejor que los datos a los que tiene acceso. Sin datos no se puede tomar una decisión informada. Sin datos, no se puede saber en qué dirección se está yendo. Y el trabajo del periodismo es trabajar con datos, buscarlos, relacionarlos, presentarlos, discutirlos, refutarlos. Un periodista tiene los recursos para buscar expertos, datos, interpretar informes.

En vez de tener gente escribiendo más de 60 artículos olvidables, podrían haber hecho un par de artículos a conciencia. El problema principal es que ya no se limita a medios mediocres , que no generan contenido propio, sino que virtualmente no queda ningún medio que no encaje en esa descripción. Mientras esto no cambie, aunque sea con una simple nota en el mar de artículos olvidables, no hay forma de definir una dirección en la que ir. La educación, generar pensamiento crítico, es sólo el primer paso. Gente con privilegios, que accede a educación, que se vuelve formadora de opinión, no puede seguir comportándose como si lo que hace no tuviera consecuencias. Para entretenimiento está Netflix.

Aquiles Carattino
Aquiles Carattino
This note you are reading is part of my digital garden. Follow the links to learn more, and remember that these notes evolve over time. After all, this website is not a blog.
Subscribe to the newsletter

Get the weekly reflections of a curious mind

Backlinks

Nothing links here, how did you reach this page then?
© 2020 Aquiles Carattino
Privacy Policy
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-ShareAlike 4.0 International License.